El Náufrago

Los dos echamos cuentas, Kelly llego a una conclusión, supongo, que tenia que olvidarme, y yo también, que la había perdido, porque nunca podría salir de aquella isla, moriría allí totalmente solo. Me pondría enfermo, me haría daño con cualquier cosa.

Lo único que podía elegir, lo único que podía controlar era el como, el cuando y donde iba a pasar, así que, fabrique una cuerda, y subí hasta aquella cima para ahorcarme, pero tenia que probarlo, claro, ya me conoces y el peso del tronco rompió la rama del árbol, así que, ni siquiera pude matarme como deseaba, no tenia poder sobre nada.

Fue entonces cuando una sensación me envolvió como una cálida manta. De algún modo entendí que tenia que sobrevivir, como fuera, tenia que seguir respirando, aun sin motivo para la esperanza, la lógica me decía que no volvería a ver este lugar de nuevo. Y eso es lo que hice, sobreviví, seguí respirando, y un día esa lógica resulto estar equivocada, porque la marea trajo una vela con que navegar, y aquí estoy, de vuelta, en Memphis, hablando contigo, tengo hielo en mi vaso, y he vuelto a perderla otra vez. Estoy muy triste por no tener a Kelly, Pero me alegro de que estuviera conmigo en aquella isla. Y ahora se lo que debo hacer, seguir respirando, porque mañana volverá a amanecer, y quien sabe que traerá la marea.

El náufrago – Cast Away – Dirección: Robert Zemeckis – EEUU – 2000

 

Simplemente dejarles esta frase:

La situación se renueva permanentemente y la iniciativa está en la situación…