¿Contra viento y marea? Lo impensado en la eficacia.

¿Qué es lo impensado? El filósofo y sinólogo francés, François Jullien, responde: “Lo que consideramos evidente y que por lo tanto no cuestionamos.” Sujeto, objeto, héroe, modelo, objetivos, voluntad… son algunas de las nociones que tejen nuestro pensar y que, por eso mismo, ya no pensamos. Pensar requiere abismarse en lo impensado.

China es lo otro de Europa. Oriente es lo otro de Occidente. Mas no remitimos a ella en búsqueda de un trasfondo místico-nebuloso opuesto al supuesto racionalismo europeo. De lo que se trata, más bien, y es un desafío, es de provocar un distanciamiento respecto de nosotros mismos y de la tradición filosófica de la cual venimos para, de alguna manera, interrogarnos y pensar lo impensado.

Si el arquetipo de Occidente es el sujeto heróico, el navegante que lucha contra viento y marea para lograr su objetivo siguiendo un plan determinado de antemano, el estratega chino bien puede pensarse como una suerte de surfista que, haciéndose uno con la ola, no oponiendo resistencia, deviene la mejor deriva para avanzar. La iniciativa ya no es del sujeto sino de la situación y del potencial de su despliegue. He allí la eficacia.